La mejor versión de tí

Eso es lo que quiero, eso es lo que necesito y eso es lo que siempre me hace seguir en esta dura lucha de la vida.

Ahora no la tengo, ahora es extraña sensación de rigor y miedos, de movimientos medidos y sin sensaciones.

No quiero ser segundo plato ni uno más ni por supuesto uno menos.

Larga espera, dura indeterminación y dudas atragantadas en el ser.

Tu mejor versión es increible y es tan genial disfrutarte con esas galas de felicidad y creatividad divina.

Ahora tengo migajas y eso de momento me vale y me consuela pero no me hace ser el hombre más feliz del mundo como lo he sido.

Ojala la gran versión vuelva a abrazarme y sienta que nuevamente te das con la mejor de tus grandezas y pureza natural.

Vuelve pronto. Te espero.