Una reentrada dura

Tras casi una semana de vuelta de vacaciones y trabajando debo decir que me esta costando sobremanera el adaptarme a la monotonía y al ritmo.

Pasar de sol, playa, piscina y pocas obligaciones y poder dormir muchas horas por la noche y largas siestas ha hecho mella en mi y esta semana me estoy sintiendo muy fatigado.

Llega las tardes y es de obligación dormir las siestas cuando normalmente o duermo pequeñas siestas o ni eso. Esta semana dormir es obligatorio y aun así llega la noche y no puedo con mi alma.

Espero que en la semana que viene la cosa vaya algo mejor.

 

Deja un comentario