Esa carita que enamora

Dos semanitas desde que el pequeño Rafael irrumpiera en nuestras vidas. Dos semanas ya de experiencia de papas. Y todo va muy bien.

Es pequeño es una monada, supongo que sera amor de padre, pero lo encuentro guapete y super simpatico. Adaptados ya a él, y el a nosotros, esto empieza a ir cogiendo forma. Poco a poco hemos ido aprendiendo juntos y creo que el equilibrio se ha alcanzado.

Es un bebe bastante bueno, come como una lima (como su padre), unos super ojazos que cuando te miran te enamoran y solo un poco duro de dormir seria su unica pega.

Pero ser papa es una magnifica experiencia.

Aquí una foto de una gran sonrisa de Rafael mientras dormia.

Rafael Sonrisa

 

Deja un comentario