Ese momento en el que se acaba el año scout

Hoy hablamos de satisfacción y tristeza a la vez. Y es una extraña sensación que llega siempre al final de una ronda solar, de un año scout.

Y este año me paso, otra vez, al acabar con mi ultima actividad scout del año.

El equipo 2012-2013 de Lons le Saunier

El equipo 2012-2013 de Lons le Saunier

Y es el momento cuando llegan tus chicos de este año y te dan un abrazo de despedida porque no puedes ir al campamento con ellos y te abrazan bien fuerte y ves caras de gratitud, cuando tu alma se entristece. Porque no sabes si el año que viene ellos seguiran, si tu seguiras con ellos o tendras nuevos niños, porque echaras de menos a los niños que montan a otras secciones, porque te pierdes el campamento. Por muchos motivos te sientes triste y te salen esas lagrimillas que intentas ocultar.

Pero tambien sientes una satisfacción de poder vivir momentos como ese, de saber que has hecho un magnifico trabajo con ellos, que esos chavales te tienen en gran estima y que dejas un pequeño legado en ellos.

Es algo que los monitores sentimos a diario y que os recomiendo que sintais. Es una de las mejores sensaciones del mundo. Me encanta ser monitor scout y vivir momentos intensos año tras año.

Ahora a esperar que pasen un buen campamento, que llegue el proximo año scout y ver que sección llevare.

Deja un comentario