Tarde perfecta en el lago de Miribel

Este sabado con el gran sol que hacia decidimos ir al parque de Miribel, a las afueras de Lyon y sobre todo lo más importante, a solo unos 10-15 minutos de casa. Tener este parque tan cerca de casa, con un enorme lago y una zonas de playas fluviales, cesped, arboles, zonas recreativas, club deportivo, chiringito es todo un privilegio.

Asi que llegamos sobre las una, con nuestro picnic preparado y buscamos un lugar de sol-sombra. Sol para Naza y más bien sombra para mi. Comimos nuestros bocatas y luego yo me pegue una señora siesta de hora y media creo. Naza con su solecillo y su libro de lectura, la mar de feliz. Yo tambien tras la siesta lei un ratillo.

Nos bañamos, primer baño en este lago. Y realmente lo encontramos genial. No estaba tan frio como el lago del Jura, que siempre lo encontre demasiado frio. Aqui tras los tipicos primeros momentos de meterse, luego estaba razonablemente buena yla verdad que se podia estar dentro de ella. Mucha gente eso si y mucho niño.

A mi me recordo muchisimo a Cala Cortina. Cerca de la ciudad, con servicio de autobuses, con gente de nivel bajo que no puede veranear, con el restaurante-chiringuito cerca de la orilla.

Es un buen sitio para pasar las tardes soleadas (que por aqui son pocas) de los fines de semana del verano. Volveremos y espero echar algunas fotillos para que veais nuestro actual lugar de baño.

Deja un comentario