Ser escritor y sus cifras: Chollo para muy pocos

Esta es una noticia sobre lo que ganan los escritores y sus dificultades para la gran mayoria. Muy pocos llegan a la cima y el resto tienen que luchar entre un mundo dificil. Yo que quiero escribir libros, pues es uno de mis hobbies, y otros muchos que les gusta escribir, lo tienen dificil. Al parecer los escritores solo perciben el 10% de las ganancias por sus libros y realmente pienso que es poquisimo, siendo ellos los que han creado la obra y que sin sus libros, el resto de personas del negocio no tendrian trabajo. Creo que deberian ganar al menos el 25% y el resto disminuir sus ganancias, pero eso significaria que los otros intentarian seguir ganando más y subirian el precio de los libros. Un mal oficio si no llegas a tener suerte.

Extracto de la noticia:

Los anticipos, una práctica reciente en el mundo editorial español, son sólo un privilegio del que disfruta una minoría escogida, porque la mayoría de autores ha de conformarse con el habitual 10% sobre las ventas, y la tirada media de una novela ronda los 4.000 ejemplares. Se puede concluir que lo habitual es que un escritor apenas gane unos centenares de miles de pesetas con su obra. Meses o quizá años de trabajo ofrecen unos dividendos económicos bastante reducidos si se compara el esfuerzo con el rendimiento. Primer e imprescindible eslabón de una larga cadena, resulta comprensible que cientos de escritores (cabe recordar que, en la pasada Feria del Libro de Madrid, firmaron sus obras unos 300 autores) lamenten el pequeño porcentaje que perciben.

La industria

El precio de un libro ha de ser repartido entre los numerosos sectores de la industria editorial. Los editores perciben el 30%; los distribuidores, un 20%, y los libreros obtienen el 40% restante. Las ganancias de un escritor devienen en un misterio tan bien guardado como los contratos de los jugadores de fútbol o las finanzas de un partido político.Cuando un periodista pregunta por la tirada de un libro o por los honorarios que ha percibido un escritor de éxito, lo normal es que el interlocutor tire balones fuera.

Deja un comentario