Cantarella Cibarius por fin

Si ya era hora de tener suerte con este tipo de seta. En otras ocasiones he encontrado una miseria de este tipo de deliciosa setas pero el otro dia cambio un poco esta suerte. Supongo que con la experiencia que voy cogiendo en el mundo setero y un poco de suerte que siempre se necesita, pude encontrar por fin un poquito de rebozuelo.

Si fue en el lugar de siempre, el que tantas alegrias me dio el año pasado con los boletus edulis y las trompetas de la muerte entre otras. Ahora alli, en ese mismo bosque, he encontrado un sitio donde la cantarella crece. Asi que he cogido poco, porque estaban la mayoria muy pequeñas (aunque solo he cogido las más grandes). Doscientos gramos que me han sabido a gloria. Ademas ya cuando me volvia a casa con las manos vacias. Asi que para mi es todo un exito.

Nos la hemos comido en un revuelto que estaba para chuparse los dedos. Es verdaderamente precioso el mundo de las setas, cogerlas, buscarlas, esos bosques, ese conocer nuevas especies y lugares poco a poco y claro esta luego, comerlas y saborearlas.

Un buen hobbie.

Deja un comentario