Relato: Ghazhkull Mag Uruk Thraka

Aqui os dejo el comienzo de uno de mis futuros proyectos para escribir. Se trata de un relato fantastico basado en el universo de Warhammer 40000. Espero que os guste. Y tambien continuarlo poco a poco y que vosotros lo vayais leyendo y disfrutando de él. Este y otros relatos los podeis encontrar en la pagina de este blog “Mis Relatos”.

El atardecer comenzaba a caer y el inmenso sol se ocultaba poco a poco detrás de la cadena montañosa de Pirites. Urk y sus desiertos de ceniza se ensombrecían por minutos y todos los seres comenzaban a realizar sus rituales antes de tomar su descanso nocturno. Bueno, no todos.

En un lugar remoto del Mar Oscuro de Friedel, el desierto más al sur del planeta, miles y miles de pieles verdes se habían reunido en una enloquecida ceremonia ritual llena de gritos, peleas, luchas y asesinatos. Cientos de clanes orkos se habían reunido para deliberar cual sería el caudillo más poderoso del planeta y el elegido por Gorko y Morko para conducirlos a la conquista del universo. Y sobre todo para conducirlos hasta por lo menos la siguiente batalla.

“Zeñor, todoz eztamoz preparadoz” emitió la estridente voz de Pequeñajo, el gretching ayudante de Ghazghkull, caudillo de un pequeño clan orko conocido como “El Klan de loz Gigantez”. En efecto, todos sus miembros eran los escogidos entre los más fuertes y feroces y su tamaño solía ser enorme comparado con el resto de orkos. Eran temidos hasta entre los orkos del resto de clanes, que normalmente no temían a nada.

“Bien Pequeñajo. Dilez a Ghatak Garra Oxidada que ze prepare pa matag muchoz orkoz en nombre de Gorko” respondió el gran caudillo mientras afilaba lentamente su poderosa hacha con el casco de un marine espacial que consiguió al saquear el mundo de Urk después de la enorme victoria que consiguieron los orkos frente al capítulo de Lobos Espaciales.

El material de ceramita, pensó, era perfecto para afilar su hacha. Tras terminar su riguroso trabajo de afilado, observo el vacio casco de aquel oficial que lo había herido gravemente en la cabeza. Se llevo la mano a la parte trasera de su cráneo donde ahora la mitad de su cráneo estaba recubierto por una coraza metálica. Había estado a punto de morir, pero finalmente, gracias a la fisiología de los orkos y a las artes mágicas del Matazanos “Loco” Grotsnik, había sobrevivido.

No solo eso, sino que gracias a su vivencia cerca de la muerte, pensó el enorme caudillo, todo había cambiado tras conocer el futuro y tener visiones transmitidas por Gorko para conquistar la galaxia. Ese era su futuro. Estaba predestinado por su gran y poderoso dios de la guerra. Gorko le hablaba y le guiaba en todas sus acciones, desde hacia un tiempo. Y ahora le había dicho que debía convertirse en el Kaudillo de todos aquellos miles de pieles verdes. Así seria, era su destino. Aquí comenzaría su Waaagh.

Cogió su casco con dos poderosos cuernos de mamuth tiohiano, su estandarte de jefe de klan y su amuleto de guerra, un collar de dientes arrancados a sus enemigos, y salió de su tienda donde le esperaban sus seguidores. Todos gruñeron al aparecer en una señal de reconocimiento. Todos eran fieles seguidores de Ghazhkull, cosa difícil de decir entre la raza orka. Pero aquellos seguirían a un enviado de Gorko para conseguir los saqueos y las batallas que les habían descrito en las visiones de Ghazhkull.

Esta es la historia del mayor y más poderoso caudillo orko de la historia. Conocerás toda su vida y todas las grandes batallas en las que participo y vivirás desde otro punto de vista, la orka, un universo donde ellos son el mayor peligro de la Humanidad. Disfruta de ello, en las aventuras del Gran Caudillo Ghazhkull Mag Uruk Thraka.

Deja un comentario