Primer dia en Cartagena

El domingo llegue a Cartagena y despues de dejar el equipaje, dar los regalos y ese tipo de cosas, nos fuimos a darnos un paseo por Cabo de Palos.

Y alli salio la añoranza del mar que todo buen cartagenero tiene cuando lleva unos mese lejos del mar y de su tierra. Viendo la preciosa costa de Cabo de Palos, las olas rompiendo contra las piedras y ese olor de algas y de mar que solo los nacidos en ciudades unidas al mar pueden entender, me dio ese sentimiento de bienvenida que te llena cuando estas en tu casa.

Y eso lo senti rodeado de mis padres, mi abuela y mi perrito. Fue una buena sensación. Una maravillosa sensación. El volver a tu tierra despues de un tiempo es muy grato. Cartagena siempre es especial.

Deja un comentario